Home

Declaración de Intención

Sacha Runa fue creada por Miguel Kavlin para compartir las muchas enseñanzas que ha recibido a lo largo de su vida y que ha intentado de integrar, aplicar, practicar y llevar a fruición para compartir con otros en formas que los podrán beneficiar a ellos, a sus familias, a sus comunidades y a toda la creación. Buscamos en esta forma contribuir a la reconstrucción del “Circulo de la Vida”; una vida sagrada en harmonía y balance entre todas las personas, naciones, culturas, religiones y criaturas.

Sacha Runa es una organización dedicada a ayudar a la gente a reconectarse con las fuerzas vitales del Universo, su propia verdad y su Fuente Suprema. Ayudamos a cada uno a purificarse y transformarse para así liberar los obstáculos que nos atan a las cadenas del sufrimiento y la ilusión, y aprendemos a reconectarnos con la fuente, experimentar sanaciones, empoderamiento e inspiración para aprender a permitirnos que el Espíritu guíe nuestras vidas para compartir y servir a otros con Divino Amor y Divina Luz.

Sacha Runa es un nombre en Quechua que significa “Nosotros la gente, descendientes de nuestros ancestros en tiempos remotos, que saben cómo vivir en harmonía con la tierra y conectados con nuestra verdad ancestral, pero valientemente involucrados en las fuerzas del presente, en orden de co-crear nuestro futuro de manera significativa”. La gente del amazonas que lleva este nombre (los quichuas de Napo, Ecuador) buscan someter la disolución de su vida tradicional por las fuerzas de la modernización por una combinación de conocimiento ancestral y adquirido; ellos enfrentan el futuro con una visión de máxima supervivencia e integridad cultural. Inspirados por su ejemplo buscamos entrenar Guerreros de la Nueva Tierra, una generación de gente centrada en el corazón devota a superar sus egos, conectándose con la fuente, compartiendo la Luz, el Amor y la Belleza. No nos subscribimos a ninguna religión en particular, pero hemos recibido, aplicado y honrado todas las transmisiones espirituales que se nos han transmitido con integridad y seriedad, estudiando el conocimiento espiritual que se nos ha impartido, y compartiendo en las prácticas espirituales que hemos aprendido. Entre ellas se incluyen las prácticas de los Nativos Norte-Americanos,  los pueblos de la Amazonia y los Andes, el Tíbet, África, China, las enseñanzas del Judeo-Cristianismo y el Sikhismo.

Estamos convencidos y comprometidos a construir puentes para encontrar campos en común que unifiquen a todas las criaturas en amor, compasión y cuidado mutuo. Buscamos vivir en el Amor, Entrega y Devoción a la Fuente Única, Honrando a todos los Seres, con humildad, respeto y compasión para crear una vida hermosa para nosotros y las generaciones futuras. Le damos la bienvenida a todas y cualquier persona de todas las religiones y culturas que quieran venir con un sincero deseo a conectarse con la fuente para cuidar de todas las criaturas.