Babahi Baldev Singh

Babaji Baldev Singh

Durante mi vida he buscado encontrar una vida espiritual y en comunión con Dios en cualquier lugar que podía. He estudiado y he sido aprendiz de algunos maestros en Norteamérica indígena, en los Andes, las Amazonas y en las tradiciones Tibetanas, y cada búsqueda me ha dado algo precioso y hermoso, y sigo honrando, prácticando y siguiendo cada uno de mis maestros y cada uno de mis caminos.
Ya desde joven, siempre rezaba por la Paz Mundial, por el entendimiento entre diferentes culturas, etnicidades y religiones, equilibrio y armonía con la naturaleza y con todas las criaturas que la habitan, y para el mejoramiento de la condición humana en general (pobreza, enfermedad, etc.).

La primera vez que me encontré con Babaji Baldev Singh, en Julio 2008 en B.C., Canadá, estaba en un crisis personal y estaba cuestionando todo en mi vida. Estaba lleno de confusión y tristeza y necesitaba orientación. En el camino para verle, rezé muy sinceramente, y cuando me encontré con Babaji no dijé nada de mi tristeza sin embargo la notó. Sentí una conexión muy poderosa y hermosa con él, y con mucha otra gente de la Sangh (comunidad) que me hizó sorprender bastante … era como volver a casa de mi gente…

Babaji está visto por su comunidad como un Hombre Sagrado, y yo realmente creo que él es una de las personas caminando en esta planeta que ha podido surgir completamente con la Divinidad, en servicio. Es muy humilde, suave, y lleno de amor y compasión. Puede mirarnos como seamos transparentes, y nos puede dar la orientación que buscamos, inmediatamente de la Fuente. La meditación silenciosa con él es como flotar sobre las olas, sencilla y natural, solamente tenemos que captar la ola y fluir hacía la felicidad de volver a casa.

Medio año después, llevé a mi hijo Marcos a la India para pasar un mes con Babaji en su complejo de templo: Bulandpuri. Estaba sorprendido de encontrar un grupo grande de personas juntas para orar sin nada de hipocrecía, que honradaban con devoción, que servían a la Sangha con mucha alegría y que trataban a cada persona con mucho respeto y amor. Tanto mi hijo como yo nos sentimos bienvenidos, guidados, apreciados y amados.

Fui con mi respeto más profundo y con el deseo del corazón para entregarme a la Voluntad Divina, sumergirme a su Gracia, y aprender como Servir mejor. Como resultado, siento que cambios profundos han ocurrido y que mis oraciones están respondidas.

Más tarde, hablando con Babaji, descubrí que también compartimos el sueño de romper las paredes del prejuicio y odio, y de unificar diversas culturas, religiones y naciones en el mundo en el Amor de Dios y en el Servicio de Sus Hijos e Hijas, respetando la religión y antecedentes diferentes de cada uno.

En todos mis encuentros con él hasta ahora, él ha estado siempre rodeado por su comunidad de los Sikhs de India, pero no he visto gente del Occidente. Sin embargo, Babaji ha recibido instrucciones para llegar también a la gente del Occidente y me ha pedido ayuda para eso.

Entonces, si te sientes llamado por este texto, podrás encontrarte con Babaji. Si es así, contáctame y te mando la información para contactarle.

También me siento emocionado por la posibilidad de llevar a gente de todo el mundo para experimentar la transformación que he experimentado yo en Bulandpuri. Y para el servicio, para que todos juntos podamos ofrecer y cambiar este mundo y hacer lo mejor para todos los Hijos e Hijas de Dios.

Voy a llevar un grupo conmigo a Punjab, India, por un mes, desde el 15 de Febrero hasta el 15 de Marzo 2010. Si tienes interés, contáctame.

Para finalizar, quisiera expresar mi gratitud a WaHe Guru (El Supremo Divino), a los Maestros (Gurus) del linaje, a Babaji, y a la Sangha por hacernos sentir bienvenidos como volviendo a casa!

Muchas bendiciona a Todos.
Larga vida a Babaji!!